Mesa para jugar
Nuria Prieto con Ángel Montero
Coruña, 2015

Mesa diseñada y construida para jugar. El mecanismo parte de la inestabilidad de la mesa, que lo será en tanto en cuanto se constituye como una peonza que no para de moverse salvo que se ponga remedio. Para ello se diseña un sistema de tensores en cuatro puntos que es manipulable por los usuarios de la mesa. De esta forma, si uno de los usuarios, suelta algún tensor, la mesa se cae sobre la persona que se encuentre frente a él. Si la mesa no se encuentra sujeta por tensores, funciona como un gran balancín que se mueve con todos los grados de libertad posibles como un juguete a gran escala.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *